Archivo por meses: febrero 2008

Y ESTO TAMBIÉN

imageCurioso: por primera vez en la historia podría darse la paradoja de que la generación siguiente tenga menos esperanza de vida que la anterior, debido fundamentalmente a la alimentación (¿y el stress? ¿y la contaminación? ¿y el agujero de ozono y la piel? ¿y el sedentarismo?…). Esta conclusión se recoge en un estudio de la fundación La Caixa. Algunos datos del informe no dejan de ser esclarecedores de la empanada mental que predomina en la sociedad: en una encuesta el 52% dice que el primer factor a la hora de elegir un alimento es la salud, pero por otra parte, el 91% afirma que consume los alimentos que más le gustan o le apetecen. También se señala (no había pensado en ello) que los alimentos que van faltando cada vez más de nuestras dietas (frutas y verduras) tienen que competir sin publicidad alguna con las potentes campañas comerciales en los medios de comunicación de los alimentos elaborados (normalmente con más grasa y azúcares), que nos presentan imágenes “bucólico-pastoriles” ligadas a su consumo. Pues sí, es verdad. Sin demonizar a nadie, pero es verdad. Y eso después de que en los años 60 los informes sobre la alimentación en España apuntaran a la necesidad de que se comieran más proteínas de origen animal, más huevo, más leche, más trigo y menos legumbres. Manda güevos.
El cuadro es “La bicicleta gramínea” de Max Ernst.

Creative Commons License
Y ESTO TAMBIÉN by lamargaritaseagita is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at www.lamargaritaseagita.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://www.lamargaritaseagita.com/blog/2008/02/27/y-esto-tambien/.

LLEVABA AÑOS QUERIENDO OÍRLO

imageNo es de alimentos, pero me encanta verlo escrito y tiene mucho que ver con los productos alimenticios milagrosos, que tampoco son escasos: según el doctor Julián Conejo-Mir, presidente de la Academia Española de Dermatología y Venereología, gastar más de 30 euros en una crema hidratante es «tirar el dinero». Yo ya había leído opiniones parecidas de prestigiosos dermatólogos. Ahora esto es titular de la sección de sociedad de ABC.
El cuadro es “Encina y dríadas” de Malevich.

Creative Commons License
LLEVABA AÑOS QUERIENDO OÍRLO by lamargaritaseagita is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at www.lamargaritaseagita.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://www.lamargaritaseagita.com/blog/2008/02/27/llevaba-anos-queriendo-oirlo/.

3 AÑITOS

imageHace tres años y medio se presentó un día Cerrino en mi despacho y me dijo que si no me interesaría tener un blog. Por supuesto, yo no tenía ni idea de qué era eso ni para qué servía (esto último todavía lo desconozco). Yo le dije (después de su pertinente explicación) que sí, que contase conmigo, pensando que no volvería a oír hablar de ello (antecedentes: hemos estado Cerrino y yo quedando para jugar al badminton del orden de 7 años y no lo hemos hecho -jugar- hasta hace dos meses). El caso es que al poco tiempo, en Navidades, quedamos todos los amigos y Cerrino (José Ignacio o Admin) nos explicó en qué iba a consistir el asunto. Ergo había asunto. Poco después de un mes más tarde nos informó de nuestros password y el 28 de febrero de 2005 se colgó el primer post en lamargaritaseagita.
El nombre fue perpetrado por Miguel (y no recuerdo ya a qué obedecía), con la aquiescencia o la pasividad de todos los demás. Hubo otras propuestas. La mía tenía (creo recordar) cierto tono melancólico de saudade de Pessoa, pero ni era muy recomendable, ni el nombre estaba ya libre. En un principio éramos 8: Cerrino hablando de temas de nuevas tecnologías, Pedro sobre asuntos animales y etológicos, Manolo sobre arte, literatura y filosofía, José Ramón sobre lo que le saliese (¿O era sobre física? No creo), Miguel sobre sus cosas, Antonio sobre medio ambiente, Rafa sobre dinero y/o religión (y sociedades, y viajes) y yo, sobre alimentos y comer. Desde un principio solamente tuvimos una cierta regularidad a la hora de publicar entradas Pedro, Miguel y yo, aunque los pocos posts de mis otros compañeros no tienen desperdicio. Después Pedro fue abandonando, y finalmente, desde una última entrada de Miguel el día 14 de Julio de 2006 (y alguna posterior esporádica de Cerrino) me quedé yo solo. Ahora (creo) lamargarita es ya comida y alimentos. Es un poco de ciencia y cocina, un poco de revisión de los últimos avances en la investigación sobre alimentos y nutrición, un poco de desmitificar…
El primer año tuvimos del orden de 70.000 entradas. el segundo unas 200.000. En el 2008 hemos tenido casi mil al día, y creo que nos quedaremos en unas 350.000. La verdad, para qué lo voy a negar, me hacen ilusión estas cifras. Pero lo mejor es que la marga ma ha permitido contactar con gente interesantísima, que prefiero no citar, porque seguro que me olvidaría del algún nombre. En la parte menos positiva, algunas épocas sin ningún comentario, en las que no sabía si estaba hablando en el monte mientras paseaba, aunque el número de entradas me dijese lo contrario.
Así las cosas vamos a seguir por lo menos un año más. No sé si cambiará la apariencia de la página (algo me dijo Cerrino), pero no cambiará mucho la temática.
Saludos a todos
El cuadro es “Daisy” (en azúl) de Andy Warhol. Y hoy (Mascarpone) estoy más de Philip Glass en “Las horas” (por cierto, que bueno es “Mrs Dalloway” de Virginia Wolf), que tal vez no quede muy bien en el taxi chirriando rueda.

Creative Commons License
3 AÑITOS by lamargaritaseagita is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at www.lamargaritaseagita.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://www.lamargaritaseagita.com/blog/2008/02/25/3-anitos/.

COMER AHÍ FUERA

image
Recoge hoy el diario “El mundo” una noticia sobre un alimento que han desarrollado los japoneses para sus astronautas: sopa sólida (yo diría por el texto que “semisólida” es decir, más bien puré, o algo así). Y es que la comida para astronautas parece que tiene que cumplir una serie de requisitos, entre otros, no ser muy líquida (más bien no tener mucho líquido). Cuando estuve de investigación post doctoral en la Universidad de Cornell, en USA (1999, ya ha llovido), colaboré como catador en un panel que evaluaba comida para la NASA, para la misión a Marte (he encontrado esta página con una foto de Jean Hunter, que era la que coordinaba el asunto, y otra foto de las cabinas donde catábamos la comida que teníamos que evaluar los voluntarios), y llegué a participar en una par de reuniones con los investigadores que estaban desarrollando los platos. El grupo de esta universidad trabajaba fundamentalmente en desarrollar recetas atendiendo a dos variables: uno de los requerimientos era que la comida tuviera poca sal, porque en ausencia de gravedad parece que los huesos sufren una cierta descalcificación, y la sal potencia este proceso. Otro era desarrollar platos sin carne (el precio de los cereales en Marte debe estar por las nubes, y tener a las vacas pastando con escafandra queda chulo pero parece poco efectivo, así que criar allí ganado saldría por un pico) pero imitando la textura de la carne. Algunos pensará que eso ya existe, la carne de imitación que venden para los vegetarianos, pero en este caso tenía que elaborarse con plantas que pudieran producirse usando cultivos hidropónicos (es decir, plantas que se cultivan sin suelo, en pequeños recipientes con agua y las sales necesarias y un soporte com grava o turba, donde crecen sus raíces), que es como piensan producir los alimentos en las misiones espaciales de larga duración. Así que, en resumen, comíamos en el panel hamburguesas de lentejas sosas . Yo les sugerí en aquel entonces que usaran transglutaminasa para sus hamburguesas vegetales (se desmoronaban con facilidad) y glutamato monosódico para que supieran a algo (la cocinera había optado por las especias, y a ese paso los astronautas no tendrían osteoporosis, pero seguramente sí un agujero en el estómago). La verdad, cuando me vine les perdí la pista y no sé si hicieron algo con mis propuestas. Después, al venir, ya metido de lleno en el mundo este de la gastronomía, le propuse a la ESA (agencia europea del espacio) poner en marcha una línea de investigación similar aquí… palmaditas en la espalda, largas, que muy interesante, que en el futuro… Sé que Paul Bocuse desarrollo una serie de platos para la agencia, y que el año pasado en unas demostraciones en Barcelona alguien también hizo algo (como veis, tengo datos precisos al respecto).
Es que yo, en realidad, lo que quiero ser es astronauta.
El cuadro es “La Nevera” de Antonio López.
¡Qué bueno es el último de Radiohead entero, y qué buena es “Jigsaw falling into place” en concreto, coño!

Creative Commons License
COMER AHÍ FUERA by lamargaritaseagita is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at www.lamargaritaseagita.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://www.lamargaritaseagita.com/blog/2008/02/24/comer-ahi-fuera/.

¿COMO UNA O TRES VECES AL DÍA?

imageYo soy un poco cabezón y un poco bruto (los que me conocen se preguntarán porque introduzco el término “poco” en estas frases). Cuando quiero perder peso lo hago a las bravas, saltándome a la torera muchas de las recomendaciones que sé adecuadas. Una de ellas es la del número de comidas: sencillamente dejo de cenar. Bueno, todos sabemos que es mejor comer poco varias veces al día que mucho de una sola vez. Pero a pesar de que todos lo sabíamos, no había constatación científica de los efectos de comer una o tres veces al día. Bueno, en dos estudios que se han publicado en las prestigiosas revistas “American Journal of Clinical Nutrition” y “Metabolism“, por un grupo de la Universidad de Maryland, se estudiaban dos grupos de voluntarios, unos comían tres veces al día y otros una sola vez (a estos les pagarían más, digo yo). En estos estudios se ha constatado que comiendo una sola vez al día en vez de tres veces, aumentan los niveles de colesterol plasmático, los niveles de LDL (las lipoproteínas de baja densidad que transportan el colesterol, el popularmente conocido como colesterol “malo”) y la presión sanguínea. Es más, comiendo una vez al día también aumentaron los niveles de azúcar en sangre la mañana después de ayunar, se produjeron aumentos más elevados y sostenidos de azúcar en sangre y reacciones retardadas de la insulina. No obstante, los que comieron una sola vez perdieron peso y grasa corporal con respecto a los que comieron tres veces (es decir, que yo tenía razón, para perder peso era efectivo; otra cosa es que tenga más posibilidades de tener un infarto o diabetes, pero ¿a quién le importan esas pequeñeces?).
El dibujo es de Vija Celmins (sin título).

Creative Commons License
¿COMO UNA O TRES VECES AL DÍA? by lamargaritaseagita is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at www.lamargaritaseagita.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://www.lamargaritaseagita.com/blog/2008/02/20/como-una-o-tres-veces-al-dia/.