PARA DORMIR UN POQUITO MEJOR

No es infrecuente encontrarse con amigos o conocidos que les cuesta dormir, que tardan en coger el sueño (tampoco es raro lo contrario, marmotas humanas que se duermen con facilidad pasmosa y lo hacen como con rabia, mordiendo fuerte el sueño). Hay casos bien conocidos de relación entre alimentos y sueño, como el efecto de los derivados de la xantina (cafeína, teofilina y teobromina, presentes en el café, el té o el cacao, por ejemplo) aumentando la alerta y provocando una disminución de la sensación de sueño (efecto este que incomoda un montón a los insomnes). Se ha hablado también del posible efecto tranquilizador de alimentos que contengan el aminoácido triptófano, ya que interviene en la síntesis de serotonina, un neurotransmisor que se relaciona con la sensación de bienestar y con la secreción de melatonina, hormona que regula los ciclos de vigilia/sueño. No obstante, no parece claro que esa relación sea directa (a más triptófano, mejor sueño), ya que la regulación es harto compleja.

Así las cosas, me ha llamado mucha la atención este artículo en el “Journal of Medicinal Food”1 en el que se puso de manifiesto en un ensayo con 15 personas adultas (tirando a talluditas) que el consumo de una cierta cantidad de zumo de guindo (o cereza ácida) disminuyó la severidad del insomnio y permitió sueños de una media de 17 minutos más largos en los individuos que consumieron el citado jugo de fruta.  Los autores achacan este afecto al contenido en esta fruta de melatonina (ni idea de que hubiera frutas ricas en melatonina), que de hecho se ha venido utilizando como suplemento para mejorar el sueño desde hace ya tiempo.

No he encontrado gran cosa sobre el contenido en melatonina de diferentes alimentos. En este enlace (no es 100% fiable, pero bueno, yo tampoco lo soy y aquí estoy) ofrecen una lista, de la cual la mayoría no son alimentos de consumo habitual. Buscando en SCI, he encontrado diferentes artículos (¡qué enreda soy, coño!) en los que se señalan importantes cantidades de melatonina en algunos cereales, legumbres, en la uva y en diferentes tipos de bayas.

Pues eso, que quien tenga dificultades para dormirse, y no le funcionen soluciones más clásicas, como contar ovejitas o una moderada y placentera actividad física previa al sueño, que pruebe con estos zumos y nos cuente.

El dibujo se llama “PFC15”, y es una elucubración mañanera de un día de julio del que suscribe.

Creative Commons License
PARA DORMIR UN POQUITO MEJOR by lamargaritaseagita is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at www.lamargaritaseagita.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://www.lamargaritaseagita.com/blog/2010/07/16/para-dormir-un-poquito-mejor/.
  1. Journal of Medicinal Food. 2010;13:579-583 []

9 pensamientos en “PARA DORMIR UN POQUITO MEJOR

  1. mascarpone

    A mí además de la técnica me interesa conocer el tipo de soporte y las medidas… ¿Evolución? ¿Madurez? ¿Una mala noche de insomnio? ;-) Sea lo que sea me ha gustado.

    Salut!

  2. lavacaqueríe

    Me apunto a la lista de admiradores del cuadro. En mi opinión pintarlo debe ser más relajante que cualquier zumo de bayas.

    (aunque lo voy a probar, el zumo, claro, las técnicas de pintura orgestral quedan un poco lejos de mi alcance).

  3. Orges

    Gracias Miriam, Mascar y lavaca por los comentarios sobre la pintura.

    No merece la pena ahondar mucho en el cómo ni en otros detalles. Lavaca, es cierto que hacerlo es un ejercicio de relajación, de pensar solamente en lo que uno quiere estar haciendo, de abstracción. Bueno, que se me va la olla.

    Saludos veraniegos a 40ºC a los tres

  4. Javier H.

    Hola Jorge, ¿qué tal…? Xantinas, neurotransmisores, triptófano, biosíntesis de aas… ¡¡y además pintas y dibujas…!! y ¡¡a 40ºC…!! Algún día nos contarás como lo haces.

    Genial el dibujo… Seguro que es la plasmación abstracta de alguna compleja reacción bioquímica.
    Igualmente saludos veraniegos a casi 34ºC a las 22:40

  5. Orges

    Gracias Javier por el comentario (y por tantas cosas…).

    Bueno, no sé si a esto se le puede llamar pintar. Digamos que elucubro mientras pienso, y que al final me encuentro con colores mezclándose un poco sin ton ni son.

    Saludos veraniegos

  6. Orges

    Gracias Mascar,

    Me parece que nunca habrá exposición, pero conciéndote seguro que no te hace falta esperar tanto para saber mucho.

    Saludos

  7. Pingback: La margarita se agita

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>